ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

jueves, 15 de agosto de 2013

No sé escribir, sólo me quito la armadura.

Creo que una de las cosas que más marca a una persona es su primera pérdida. Y con primera pérdida me refiero a la primera vez que ves a la muerte llevarse a un ser querido.

Hoy hace 9 años de mi primera pérdida, y, como si de un chiste macabro se tratase, creo que es el día que recuerdo con más lujo de detalles de toda mi existencia.
Recuerdo la felicidad de la primera mitad del día y la absoluta tristeza que nos asoló después, qué fácil es pasar de un opuesto a otro, y cuanto duele.
Recuerdo el olor, el olor de todo, de cada estancia en la que estuve ese día, de cada lugar al que huí.
Recuerdo el sabor salado que me acompañó todo el día y mucho tiempo después, todavía hoy, que salía de mis ojos, de mis lágrimas.
Recuerdo cada una de las palabras que me dijo cada una de las personas que vi.

Y, sobre todo, le recuerdo a él. Recuerdo que nunca le abracé lo suficiente, le besé lo suficiente, le hablé lo suficiente, le sentí lo suficiente, le hice el caso suficiente. Pero qué iba a hacer yo, con mis casi 12 años de vida pensaba que tenía todo el tiempo del mundo para todas esas cosas, pero no. Y cuando te das cuenta de ello creo que nunca vuelves a ser la misma persona.

Todos cambiamos aquel día, no sé si para bien o para mal, simplemente cambiamos, qué más da.

Te fuiste pronto y de repente, y también te llevaste un trozo de mi alma y toda mi inocencia. Espero que las estés cuidando bien, las quiero de vuelta cuando te vuelva a ver, ese es el trato. No lo olvides, no te olvido. Imposible.

Desde entonces, Agosto se convirtió en el mes que más odio, porque te fuiste.
Miento, creo que es Diciembre, porque me faltas.

No hay comentarios: