ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

jueves, 1 de agosto de 2013

Donde rompen las olas.

Una vez me regaló una caracola, yo le dije que el sonido del mar me asustaba, me agobiaba (siempre tuve miedo al mar).

Él me tranquilizó diciendo que lo que en realidad se escucha no es el mar sino el retumbar de todo lo que esté pasando por tu cabeza en ese instante, me dijo que una caracola es como un mecanismo anti estrés, que canaliza todos mis pensamientos y los transforma.

Yo sabía que era mentira pero sonrió y ya no me asusté más, porque lo único que podía retumbar en mi cabeza eran mis pensamientos, y todos esos pensamientos giraban en torno a él.

A partir de entonces cada vez que tenía miedo y él no estaba, me acercaba esa caracola, y me tranquilizaba porque en realidad lo estaba escuchando a él.

Y ahora me encanta sentarme ante la inmensidad del mar y escuchar esa caracola, escucharle a él, ahora que él se ha ido para siempre.

No hay comentarios: