ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

domingo, 30 de diciembre de 2012

Hasta que todo encaje.

Dejé trocitos de mi corazón escondidos en cada esquina de la ciudad, estaban tan asustados que no tuvieron valor para buscarse unos a otros, nunca pudieron volver a formar una sola entidad, pero cada uno de esos pedazos seguía latiendo sólo por ti.

De vez en cuando recorro Madrid y me los encuentro mendigando en el asfalto, les pido que vuelvan a mí, y todos me dan la misma respuesta: yo ya no soy su hogar, desde hace años, su hogar eres .

viernes, 28 de diciembre de 2012

La puntualidad de los sentimentales.

Sabes que nunca nos llevamos bien, el tiempo y yo. Sabes que nunca me gustó tener que ser esclava de una hora, un minuto y un segundo. Sabes que siempre voy a deshora, que no sé llegar a tiempo a ningún sitio. Sabes que me enervan las prisas, los horarios, la rutina. Pero, ¿sabes? En el momento exacto en el que tú me necesites, en ese mismo segundo, sin importar nada más, yo estaré puntual justo a tu lado.

viernes, 7 de diciembre de 2012

(Co)razones.

Siempre pensé que las promesas eran de cristal, mientras que nunca creí en esa tontería de que los corazones se rompen. Las promesas se rompen, se hacen añicos, se convierten en pedacitos de todas aquellas palabras que en su día creíste, y que resultaron ser putas mentiras. Lo que ocurre en el corazón es que le tenemos tan fuertemente aferrado a esas promesas que, cuando el cristal se resquebraja, se desgarra y nos sangra por dentro, y creemos que lo que tenemos roto es el corazón cuando, en realidad, este lo único que hace es devolvernos a la realidad a través de su dolor y, sobre todo, hacernos mucho más fuertes.