ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

viernes, 25 de marzo de 2011

Lover be strong.

Aquel día me levanté falto de inspiración, de inspiración y de ganas de vivir. No tenía nada que hacer, al menos nada fuera de lo normal. Me subí al tejado, me fumé un cigarro, miré el reloj y lo decidí. Me vestí de cualquier manera, me metí en el coche y me fui a la estación. Esperé y esperé, hasta que apareció su tren, tuve el tiempo justo para verla bajar de él. Ella no me vio, nunca sabrá que yo estuve allí aquel día, exactamente en el andén contrario, poniendo mi vida rumbo a cualquier parte. Me contaron que al año siguiente se casó con un tipo que no la merece. Nunca más volví a saber de ella, todavía es a ella a quien le dedico mi primer y mi último pensamiento del día. Y aquí estoy, en el paseo de la fama de Hollywood Boulevard, sentado encima de mi estrella, a mi cobardía le debo esta estrella, le debo mi fortuna. Todavía hoy, 20 años después, me pregunto qué hubiese pasado si... Seguramente, ella hubiese sido mi fortuna, y a ella le debería mi felicidad. Pero, al fin y al cabo, yo tampoco la merecía.


jueves, 17 de marzo de 2011

Mejor que el silencio...

- ¿Sabes? Hay algo que no entiendo de ti. No sabía que te gustaba toda esta música hasta que he entrado a tu habitación... Quiero decir que, todo el mundo sabe que eres una de esas que no pueden vivir sin música, todos saben que no sales de casa sin tu mp4, aunque, por lo que veo, nadie sabe lo que puede encontrarse en él. Todos los días tienes alguna nueva canción en tu tuenti, facebook, fotolog, donde sea, pero no tenía ni idea de tu idolatría por Kurt Cobain, tu pasión por clásicos como David Bowie, o Bruce Springsteen. No pensaba que fueras una groupie de los Rolling, y mucho menos que tuvieras en tu colección algo de Barry White.

- Ahí esta el encanto, casi nadie sabe todo eso sobre mí, simplemente porque hay veces en que esta habitación es lo único que necesito, conversar con alguno de ellos, que están a otro nivel de todos los demás cds, muy por encima, darle al play y tumbarme en la cama, cerrar los ojos y pensar que esas canciones están hechas sólo para mí, y no para que las comparta con nadie más, sólo ellos y yo. No sé, ni siquiera sé si tiene sentido, sólo sé que no me gusta compartir eso con alguien que apenas conozco, y menos con cientos de ellos, es algo mágico, es sentirse elegida, es como tener un honor que debes saber valorar, saber valorar que es para ti, y para nadie más. Puede que quede egoísta, pero no es así. Es simplemente una manera de protegerme a mí misma, si cuando algo me hiere esto es lo que me anima, ¿por qué razón voy a compartirlo con gente que pueda llegar a herirme? Lo sé, es raro, pero no me gusta conocer a alguien y directamente soltarle todo esto, no, debe ganárselo, igual que has hecho tú.

En ese momento, él tiene un vinilo de los Beatles en las manos. Alguna vez se había preguntando si ella era una chica Rolling o una Beatle, y resulta que es las dos, era tan rara, pero tan especial. Por cosas como esa era por lo que tanto la quería...


sábado, 12 de marzo de 2011

Su película...

El portazo de James retumbó en toda la casa, la enorme casa. Se había ido, ella no sabía a donde, ni cuando volvería, ni siquiera si iba a volver. Pasaron los minutos, convirtiéndose en horas.

Al fin regresó, cinco horas después, pero aquella casa parecía vacía. James se preguntó si de verdad ella se habría ido, Laura apenas conocía la ciudad. Pero algo le decía que no había cruzado esa puerta, que seguía escondida en algún lugar. No la encontró, rendido, se fue al dormitorio, se tumbó en la cama. Empezó a oír ruidos que salían del armario, sonrió.

Cuando abrió la puerta del armario, ahí estaba ella, encogida en un rincón:

- De todos los lugares que tiene esta casa, has ido a elegir el más pequeño para esconderte. ¿Por qué? - dijo James mientras se sentaba a su lado.

- Precisamente por eso, en los sitos más pequeños es donde se encuentra la magia más grande.

- Yo... Lo siento, cariño, no debí haberte gritado de esa manera, llevó cinco horas dándole vueltas a lo mismo y en todo ese tiempo no he dejado de pensar en lo mucho...

- Shh... Pasa lo mismo con los momentos, los momentos mágicos no son aquellos que necesitan una gran puesta en escena, un susurro al despertar diciéndome lo mucho que me quieres es más mágico que cualquier disculpa preparada, y más que preparada que me digas ahora.

- Estás loca... pero te diré un secreto: las mejores personas lo están - Ella sonríe.

- Citando películas de Tim Burton eh. ¿Pretendes llevarme a la cama con eso? - bromea.

- ¿Lo he conseguido? - Ahora los dos sonríen, manteniendo la mirada.

- Esto parece un guión cutre de una comedia romántica.

- O un gran guión de una porno.

- Bueno, tú eres el actor aquí, decide cual prefieres interpretar James Franco. - Él se pone serio, pero no contesta.

Silencio, sólo interrumpido por el tintineo de las perchas.

- ¿Sabes por qué más me he escondido en este armario?

- ¿Por qué?

- ¿Sabías que cada vez que no estás aquí y te necesito me meto en este armario?

- ¿Qué tiene de especial este armario que te tiene tan enloquecida?

- Tu olor, James... Cuando te necesitaba, me encerraba aquí, cerraba los ojos y te sentía tan cerca. Este es el olor de tus abrazos. - Él no puede evitar sonreír, no puede evitar mirarla, no puede evitar quererla.

- ¿Sabes que hago yo cuando te echo de menos? Escribo sobre ti, en cualquier lugar, en cualquier sitio, ya sea mientras tomo algo, mientras trabajo, mientras duermes y no puedo conformarme con mirarte. Tengo una caja llena de servilletas, guiones cubiertos de textos a mano, cuadernos y cuadernos que sólo hablan de ti. Te quiero muchísimo, Laura. - Ella está llorando, él supone que de felicidad.

- Ahora sólo falta que saques un anillo de diamantes y me pidas matrimonio aquí mismo. - dice Laura, mientras intenta ocultar sus lágrimas.

Él se palma disimuladamente el bolsillo, y decide que éste no es el momento, o quizá sí, pero lo deja pasar.

- Te quiero, James...

___________________________________________________________

Final alternativo para aquellos que no creen en los finales felices, ni en el amor en estos momentos:

- Te quiero, James...pero he elegido la oscuridad. Mañana vuelvo a casa, a mi hogar, a miles de kilómetros de aquí, y el billete de avión es sólo de ida.

viernes, 4 de marzo de 2011

Cuesta vivir así

Ahí estaba, con su parpadeo naranja, mientras ella se debatía entre abrir la conversación o cerrar sesión, pero, como siempre, la curiosidad es más poderosa, así que lo abrió, sólo había una cosa, un link de youtube, otra vez la lucha interna entra curiosidad, realidad y futuros daños. La curiosidad volvió a ganar, abrió el link, subió un poco el volumen, y se tumbó en la cama, a escuchar y pensar.

Cuesta vivir así -pensó, mientras se encendía un cigarro.

Estaba tan confusa. Por qué cuando te alejas me transformo por qué esta puta realidad. Le había puesto fin a toda aquella tontería hace mucho tiempo. Dejaste que pasara la tormenta y ahora comienza a diluviar. Pero él no lo comprendía, no quería entender, y no sabía el daño que hacía con todo esto. Acordes que no suenan pero que me consuelan. Sólo hacía que le echará más de menos, que no pudiese olvidarle, y quizá era eso lo que él quería. - No sé, quizá me quiere de verdad, pero después de todo no confío, no me fío y no quiero complicarme con algo tan difícil. - Me cuesta respirar, también me cuesta sonreír, y cada casi siempre cuesta vivir sin ti. Maldita sea, siempre sabía tocar en el punto exacto para que ella no parase de darle vueltas, pero no, nada iba a cambiar. Estúpida necesidad. No, hay demasiadas cosas en contra, y aparte de todo eso, hay demasiadas mentiras por su parte. - Si pudiese confiar en él como al principio... - ¿Si? Se lo estaba pensando ¿en serio? Después de todo. Sólo hay una cosa clara e indiscutible. Por qué me cuesta respirar, por qué estaré pensando en ti, estúpida necesidad, no sabes que decir, cuesta vivir así. El amor te vuelve idiota. Sólo el rumor de algún recuerdo cabrón...


miércoles, 2 de marzo de 2011

Canción de amor caducada.

No quiero cantos de sirenas, no quiero nudos de garganta,
no quiero bailar con la pena porque me da miedo pisarla.♪♫




Que días más raros, ni todo lo que pensaba que tenía lo tengo, ni todo lo que me faltaba lo necesitaba, espero que este miedo pase, vuelve a acecharme como la sombra que nunca se separara de mí, esperemos que las cosas vuelvan a la normalidad.
Pero, ¿Qué se supone que es lo normal? Creo que ni siquiera sé a que punto quiero que vuelvan las cosas.