ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

miércoles, 13 de julio de 2011

Si no fuera por la música habría más razones para volverse loco.

Bruce Springsteen me ayudaba a dormir cuando era apenas un bebé, mientras que la voz profunda de Barry White se encargaba de despertarme. La primera vez que escuché el sonido que los dedos de Slash hacían salir de su guitarra eléctrica fue el día en que descubrí que la magia existe y que se llama música, sólo tenía siete años. Mägo de Oz me ha ayudado a crecer, me ha acompañado prácticamente toda mi vida, y con sus letras y la melodiosa voz de Jose Andrea, me han enseñado lecciones que nunca olvidaré, también son los que me ayudan a no rendirme cuando estoy a punto de hacerlo. Kurt Cobain me hizo comprender que lo diferente puede ser extraordinario, y su rabia desgarradora me ayuda a sacar mi propia rabia cuando pienso que el mundo apesta. Cuando siento que Metallica está a punto de hacer estallar mis tímpanos es el momento en el que el mundo deja de existir, sólo estamos James y yo, es una felicidad que nada ni nadie más me puede dar. Hay veces que me olvido de que Iron Maiden está ahí, pero siempre que vuelvo me tratan tan bien como el primer día. Robe Iniesta, mezclado con el rítmico sonido que hago al deslizar mis dedos por el teclado, me trae la inspiración y me recuerda quien soy. Mientras que Kutxi Romero me recuerda a días bajo la lluvia y a noches de luna llena en las que me pide que me bañe en sus ojos y que se joda el marPablo Moro me hizo ver cuanto puede encerrar un fin de semana, y me saca una enorme sonrisa infantil con Álbumes de fotosGreen Day me mostró la parte de América a la que a nadie le gusta mirar, mientras Simple Plan me daba la bienvenida a su vida. Entre tanto Tom Higgenson me juraba que el Times Square no podía brillar más que su querida Delilah. Entre decepción y decepción con el mundo Santana me consolaba diciéndome eso de Put your lights on. Los Red Hot Chili Peppers me enamoraron con su Dani California y despertaron en mí esas ganas de conocer California con su Californication, ganas que se incrementaron en exceso cuando Avenged Sevenfold arrasó mi vida como un huracán. La voz de M. Shadows le dio un vuelco a mi vida que era más que necesario, y la maestría de Synyster Gates a la guitarra me llevó a mis dulces siete años cuando me topé con Guns n' Roses. Tengo claro que la canción que me llevará al altar en mi boda será I don't want to miss a thing de AerosmithDavid Bowie me alenta a cumplir mis sueños de alguna manera, mientras me hace bailar irrefrenablemente con su Young AmericansRulo es mi melancolía hecha persona y guitarra, es él quien me recuerda que el pasado siempre va a estar ahí. Me recuerda a personas y lugares que ya no conozco pero que en algún momento fueron lo más importante. También me mostró la soledad de los Sueños de papel, y me hizo llorar con su Por verte sonreir y más recientemente con Heridas del rock&rollFito es el encargado de hacerme ver las cosas de manera distinta, sin dejarme olvidar nunca lo necesario que es el rock and roll y lo prescindible que es el cuero. Melendi me acompañó con su rumba en mi edad del pavo y ahora me acompaña con su rock ligero. Hemos madurado a la par de maneras obviamente distintas y es una parte de mí que sé que siempre voy a llevar conmigo, Con la luna llena para muchos es sólo la canción de la vuelta ciclista de hace años, para mí fue el comienzo de algo que cambió mi vida. Hubo un tiempo en el que Estopa era mi obsesión, ahora son simplemente buenos compañeros de viaje. Quique González e Ismael Serrano me acompañan en mis días tristes mientras que Rayden me seca las lágrimas convirtiéndose en mi Sastre de sonrisas. Nach y El Chojin son como esos abuelos sabios que habría que escuchar más pero a los que no se presta la suficiente atención, me hacen reflexionar sobre esta sociedad de una manera increíble. Mika es aquel que me saca de los pozos más profundos y me recuerda que soy joven, que tengo una vida por delante y que valgo oro. Pereza me recuerda a paseos por la Gran Vía, al embrujo de Madrid. A la vez que la voz de Leiva me lleva a un éxtasis musical pocas veces alcanzado. Gavin DeGraw me endulza los días con sus canciones de amor.  Dani Flaco se convirtió en mi Subterfugio particular. Y los Rolling entraron en mi vida con su Satisfaction y aquí se quedaron, al igual que Bon Jovi con su Livin on a prayer.
Sé que me habré olvidado a un montón, incluso seguramente a algunos verdaderamente importantes, todos estos son los hombres que más han hecho el amor con mis oídos. No es que tuviese pensando hablar sólo de voces y guitarras masculinas, sino que ninguna voz femenina me ha marcado lo suficiente como para estar aquí, quizá mencionase a Avril Lavigne o Evanescence.

No podía terminar esto sin mencionar a AC/DC por hacerme amar el R&R y a Jimmy Hendrix por hacerme desear convertirme en guitarra eléctrica.

La música es vida y ésta es la mía.


© Idea original de Kill my s0ul

1 comentario:

Dead Memories dijo...

Oh dios!
Me encanta como escribes! en serio! tienes un talento impresionante! Me gusta muchísimo tu blog, yo me lo acabo de hacer, eres la primera a la que sigo ^^

Sigue escribiendo cosas de estas, son impresionates :)

un beso! ^^