ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

martes, 12 de abril de 2011

A little piece of heaven...

Empezó a sentir algo húmedo extendiéndose por su cara, a la vez que le hacía cosquillas. Abrió poco a poco los ojos:

-Oh Pinkly…para… me estás llenando de babas, asqueroso. – dijo mientras se estiraba, y miraba a su alrededor. Su mirada se paró en el hombre que tenía al lado, se acurrucó más a su lado, mirándole fijamente, acariciándole, primero el pelo, luego su perfecta nariz, y por último sus pómulos llenos de pecas.

De repente, él hizo un amago de mordisco, mientras se desperezaba y dijo:

-¡Buenos días, jodida princesa!

Ella río, la verdad es que todavía seguía en la nube de estar viviendo todo aquel sueño, porque, al fin y al cabo, eso es lo que había sido Brian para ella, un sueño, hasta hace unos meses, cuando el sueño dio paso a una bonita realidad.

Brian la abrazó y se puso encima de ella dulcemente, mientras empezaba a besarla, empezando por la boca y descendiendo por el cuello.

-Me encanta despertar así. – dijo ella.

-Y a mí cariño, lamentablemente hoy no tengo tiempo para más. – ahora simplemente se agarraban de las manos.

-Oh, Synyster fucking Gates, ¿a qué féminas te toca revolucionar hoy?

-Aquí al lado en Seattle. ¿Estás segura de que no quieres venir?

-Sí, además tengo que terminar cuanto antes un artículo que tengo entre manos y enviarlo a España, así que… - Un timbrazo les hizo levantarse al fin, ambos sin ninguna gana.

-Me apuesto lo que quieras a que es Zacky – sugirió Brian, mientras salía de la habitación.

Laura se puso la primera cosa que pilló, una de las típicas camisetas sin mangas que siempre lucía Brian, y baja a desayunar con ellos.

-¡Ey, Laura! Veo que habéis tenido una gran noche… - sugirió Zacky mirándolos con cara picarona, mientras empezaba a zampar bollos. Zacky y su sutil manera de dejar caer las cosas.

-¡Ey, señor V! Veo que en tu casa no te dan de comer. – dijo Laura mientras se preparaba una enorme taza de café.

-Si buscabas una manera sutil de decirme que deje de comerme tu desayuno esa no lo era. – replicó Zacky, con la boca llena por supuesto. Ambos se empezaron a reír.

-¡Ey, chicos! ¿Os acordáis de mí? Estupendo amigo – dijo Brian mirando a Zacky – y mejor amante. – ahora dirigiéndose a Laura.

-¡Bah! Laura, ¿quieres ver mi nuevo tatuaje? – dijo Zacky, ignorando por completo a Brian, mientras se levantaba la camiseta dejando ver una especie de mujer/monstruo de colores.

-Puag… Es horrendo Zacky…

-Es que tú no sabes apreciar la belleza Laura, por eso estás con Syn y no conmigo. – bromeó.

-¡Que os jodan! – dijo Brian. – Vámonos Zacky, Matt debe estar como loco.

-Matt siempre está como loco. – replicó Zacky.

Brian se acercó a Laura, le dio un beso rápido, como si fueran a hacerlo a diario el resto de sus vidas.

-Hasta mañana cariño – le susurró tierno al oído- ¡Y llévate a pasear a Pinkly si no quieres pasarte la mañana recogiendo mierda de la alfombra! – añadió mientras se marchaba

-¡Adiós Laura, que tengas un buen día! – se despidió Zacky. – Es una pena que no vengas.

-Adiós chicos, que se os de bien ese concierto, y ¡divertiros! – dijo Laura con una gran sonrisa.

Laura oyó la puerta cerrarse, el coche de Zacky arrancar, se quedó allí parada hasta que el sonido de la música a todo volumen sólo fue un leve rumor que traía el viento.

Subió a la habitación, se puso unos vaqueros, unas deportivas y se fue a dar una vuelta, con la única compañía de un mini perro, en aquella ciudad a la que nadie la ataba, sólo un hombre, el hombre por el cual lo dejaría todo. Y aunque él todavía no se lo había pedido, ni se lo pediría nunca, sabía que iba a tener que tomar una decisión, no podía vivir a caballo entre España y California el resto de su vida, no podía y no quería. Ni siquiera sabía si estaba preparada para entrar de lleno en la vida de Brian, en su vida de nómada, de vivir de aquí para allá, por y para la música. Por suerte, el sonido del móvil la sacó de sus pensamientos, un mensaje, era de él.

“A lonely road, crossed another cold state line, miles away from those I love purpose hard to find, while I recall all the words you spoke to me, can't help but wish that I was there back where I'd love to be...”

Increíble, Brian siempre sabía decir las palabras adecuadas, en el momento adecuado, pero ahora parecía que su conexión era más fuerte de lo que pensaba.

Sin quererlo, su mente voló al momento en que se conocieron. Lo recordaba perfectamente. 24 de junio de 2011, por esa época, ella era una groupie más, aquel día iba a asistir a su primer concierto de Avenged Sevenfold. Como fiel seguidora, se tragó horas y horas de cola, para conseguir aquellos sitios perfectos en primera fila, el día parecía que no podía mejorar, pero M. Shadows, decidió hacer su habitual numerito de sacar a cantar a alguien del público y llevárselo después al backstage, Laura fue la elegida. Pero no, ella decidió cederle ese honor a su amiga Elena, amiga gracias a la cual los había empezado a escuchar, a sentir, a prácticamente, adorar.

Elena, no sabía cómo agradecerle a aquello, así que después de tocar, besar, abrazar a Syn, y a toda la banda, les dijo lo que Laura había hecho. La respuesta de Matt fue inmediata: “danos su número, la llamaremos”. Elena, no sabía muy bien si lo iban a hacer de verdad o no, así que prefirió no decirle nada a Laura para que no se decepcionara.

Un par de días después, el móvil de Laura comenzó a sonar. Ella no conocía de nada aquel número, pero era demasiado curiosa para no cogerlo, menos mal. Era Matt, que acabó diciéndola que la próxima vez que pasarán por España, estaba completamente invitada al concierto, y a estar con ellos. “Genial – pensó Laura- sólo tendría que esperar un par de años hasta que regresarán…” Bueno, al menos había hablado con él un largo rato.

Unas semanas después, aquel número volvió a llamarla, pero esta vez no era Matt, era Brian, borracho, diciendo que le había quitado el móvil a Shadows, y que estaba llamando a gente al azar. Laura estaba alucinando, pero no le dio más importancia, ya que al día siguiente Brian ni se acordaría. Error. A la mañana siguiente, le llamó un número distinto, era de nuevo Brian, desde su propio móvil, disculpándose. Una cosa llevó a la otra y estuvieron hablando prácticamente toda la mañana. Resultó que estaban en Francia, volvían a casa esa misma tarde. Pero Brian no volvió, se fue a Madrid, a conocer a aquella chica.

Laura sintió que alguien la sacaba de nuevo de sus pensamientos, de sus recuerdos, una chica de no más de 15 años estaba jugando con Pinkly, pero lo que más le impactó a Laura es que le estaba llamando Pinkly. ¿Cómo podía reconocer todo el mundo a ese perro? La chica levantó la vista, con cierta timidez y le dijo:

-Oye…Tú…tú eres la novia de Syn, ¿no? ¿Laura? – Laura se quedó más alucinada, era la primera vez que una desconocida le hacía esto.

-Eh… Sí, soy yo – reconoció. La chica se abalanzó sobre ella, dándole un fuerte abrazo.

-Te adoro – dijo, y sin más se fue corriendo. Laura juraría que estaba casi llorando. Jamás se había tenido que enfrentar a algo así. ¿Cuántas veces había sido ella aquella chica? La chica a la que no le importaba hacer horas y horas de cola, en cualquier sitio, para cualquier cosa, solo para ver durante un momento a algún artista. Esa chica había sido ella, y ahora era la novia de uno del otro lado. Esto sólo complicaba un poco más su decisión. Cogió a Pinkly, acordándose de los buenos momentos que le había dado ese perro y su dueño, a través de una mísera pantalla de ordenador. Y se fue a casa, a vivir un día en la vida de Brian, sin Brian, a aclararse, a decidir de una vez por todas, si realmente estaba dispuesta a vivir esa vida.


6 comentarios:

Eileen dijo...

OHHHH DIOS, OH DIOS, OH DIOS, OH DIOOOOOOS!

LOVE LOVE LOVE LOVE IT!!!!!!
Ahhhhhhhh es que no puedo parar de sonreiiiiiiiir!
Es que... ¡cada detalle! hasta me imaginaba a Brian diciendo fucking princess, shit, fuck fuck fuck! jajajajajajjajajaja ES GENIAL! hasta la ultima coma y el ultimo punto me han emocionado!!!!!

Que cerdaca ereeeeees! que te lo has tiradoooooo! jajajajajajaj y multiples veces, encima! Y de colegueo con Zacky! xDDDD en serio me los imagino tal y como tú los escribes *-*

Jajajajajajajajaja aunque en una cosa te has ido y es que yo NO SALDRIA A CANTAR... NI DE COÑA! jajajajaja ni harta de vino! xDDDDDD

Pero da igual porque es tan tan geniaaaal! En serio continualo! Y quiero que me invites a ir, aunque sea haz que tenga una aventura con Matt o algo! jajajajajajajaja

ERES UNA ARTISTAZA! Nunca dejes de escribir!

Laura ! dijo...

JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJA! MILLONES DE GRACIAS POR TU COMENTARIO, en serio ^^

Sí, me lo he tirado y tengo a Zacky a mis pies! JAJAJAJAJAJAJA

Y ya veríamos si salías a cantar, si te coge Matt con esos musculosos brazacos! xD

Lo continuaré :) Muchas gracias! (LLL)

Patry Gates Vengeance dijo...

akjshkasjLAKS*_* amo esto que escribiste, ai dios*OOO* cada una de las palabras, me encanta llegar un dia a casa y abrir el blog, y encontrarme con cosas como estas, <3

Laura ! dijo...

jajajajajajja! Muchas gracias Patry! ^^

Anónimo dijo...

Este es sin duda uno de los mejores!!! Me encantaaaa!! Yo quiero una vida así!!! Me la escribes?? :)

Laura ! dijo...

Jajajaajaj! Gracias anónima! xDDDD
Yo te la escribo! con Jere o Piqué? xDDDD