ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

lunes, 19 de julio de 2010

Miedo

- ¿Tú no piensas saltar?
- Sigo pensandolo.
- Venga, dame la mano, saltaremos juntos - Cuando sus manos se unen ella nota el temblor de sus dedos, tiene miedo, él, el chico duro, tiene miedo de saltar al mar desde unas rocas.
- Tienes miedo...
- No, ¿qué dices?
- No era una pregunta, era una afirmación, tienes miedo. Lo noto. Lo sé.
- Vale, sí, tengo miedo, ¿qué pasa? ¿Es que tú no tienes miedo de nada?
- Claro que sí, todo el mundo tiene miedo a algo.
- ¿Y tú de qué tienes miedo?
- Pues, tengo miedo de perderte, de que un día te llame y ya no me respondas, de que te canses de mí, de que llege un día en el que nos ignoremos, de que olvidemos todos los años que hemos pasado juntos, de que todos los momentos, los buenos y los malos, ya no signifiquen nada para ti, para nosotros. Tengo miedo de mí misma, de llegar a odiarte, de dejar de quererte. Me aterroriza el día en el que ya no queramos saber nada el uno del otro. Me da pánico pensar que un día me pasará algo bueno o algo malo, y no seas la primera persona a la que se lo quiera contar. Me aterroriza pensar que todo tiene un final. Pero, al fin y al cabo, ¿por qué pensar en eso? Si te tengo aquí y ahora, y después de todo, sigues siendo mi mejor amigo. Y, ¿sabes como me olvido de ese miedo?
- ¿Có...cómo?
- Saltando... - Así, sin más, agarra más fuerte su mano y le arrastra al vacío, metros y metros más abajo, superando, ambos, juntos, todos sus miedos. Cuando salen del agua, él se rie y dice:
- Vaya, pensaba que sólo tenías miedo a las serpientes.

.Las únicas personas que necesitas en tu vida son aquellas que realmente te necesitan en la suya.


© LauraPuente ' 2010

sábado, 17 de julio de 2010

mis alas

-¡Hola! ¿Te acuerdas de mí? - Saludó ella alegremente.
-¿Cómo iba a olvidarte? - contestó él con voz queda.
-Ya veo, veo que no has olvidado nada. Yo...Lo siento...
-En serio, ¿qué quieres? ¿Para qué me has llamado? ¿Pretendes que ahora hagamos como que no ha pasado nada? ¿Piensas que con un simple "lo siento" vas a solucionar algo? Esa etapa ya pasó, tú misma te cansaste, te cansaste de todo aquello, te cansaste de mí, y me abandonaste sin ningún remordimiento, todo por una tontería, y ahora, seis años después quieres que volvamos a ese momento. No bonita, no. Estás totalmente equivocada.
-Vaya...veo que tu rencor y tu odio hacia mí se ha hecho inmenso.
-Mi rencor crecía cada vez que me acordaba de ti, asique sí, yo creo que es más que inmenso. Pero ¿odio? Nunca sería capaz de odiarte. Incluso si me clavases un puñal en el centro de mi corazón te seguiría diciendo que te quiero.
-Veo que sigues siendo igual de exagerado.
-Sí, puede que sea eso. O puede que el dolor que sentí cuando me dijiste "Adiós" era aún mayor que el de una puñalada, y aún así seguí queriendote y sigo queriendote...
-Exagerado - repitió ella, aunque ahora se mentía a si misma, ya que ella había sentido lo mismo.
-No lo entiendes. Sigues sin entenderlo. Sigues siendo la misma niña inmadura. La cría que lo quería todo y no pudo fijarse en los verdaderos detalles, en lo verdaderamente impotante, en lo que siempre había estado allí, en como cuidaba de ti a pesar de que no te dieses cuenta. Nunca fuiste capaz de valorarme nada. Siempre me hacías sentir culpable por algún estúpido miedo que creaba tu mente. Y lo peor de todo, es que sigo sintiendome culpable. -dijo él, entre gritos y sollozos.

Unos minutos después, los dos se encontraban sentados sin nada que decir, como en los viejos tiempos, pero la diferencia era que ya no reían, que ya no se lo decían todo con cada silencio, que ya nada iba a ser igual.

-Mira esto - dijo ella, dirigendo las manos a su cuello, y dejando al descubierto un colgante que hasta ahora había estado escondido por la tela de su camiseta - ¿Lo recuerdas?
-Mi llamador...
-Creo que esta es la única promesa que no hemos roto, prometí que siempre iba a ser tu ángel, y nunca he dejado de serlo.

Él saco otro colgante:
-Lo mismo digo...


© LauraPuente ' 2010


jueves, 15 de julio de 2010

Todo se muere...

La confianza es algo que se tarda años crear de una manera plena, que se tarda toda una vida en creer en ella de verdad, pero que, sin embargo, se pierde en tan sólo un instante. El estar cómoda con alguien, con ese alguien que era todo para ti, eso cambia en tan sólo un momento. Una mala racha, una mala temporada, malos momentos, discusiones, y todo ello desaparece. Todo este mundo que cuesta años construir, se derrumba, así sin más, y ya nada es lo mismo. Y nunca volverá a ser como antes...




© LauraPuente ' 2010

jueves, 8 de julio de 2010

Sonrie y deja que el resto del mundo se pregunte por qué.

-¿La conoces?

-¿A quién?

-A aquella chica, ¿la ves? La que lleva sonriendo y riendo a carcajadas horas y horas, la que se toca la mandíbula señalando qe la duele pero no puede parar de hacerlo. ¿La ves? Aquella, la felicidad personificada, ¿sabes cuál te digo?

-Ah sí, es Laury. Laura siempre está feliz, nunca he sabido como lo hace, pero su sonrisa inspira una fortaleza que ya querría tener cualquiera.

-¿La conoces? - su amigo asintió, mientras seguía concentrado en no parar de dar toquecitos a su balón - ¿En serio? - Su amigo volvió a asentir, un poco cansado del tema.

- Sí, tío, la conozco, aquí nos conocemos prácticamente todos - y añadió con resentimiento - tú viviendo en una ciudad como Nueva York no sabes lo que es estar encerrado en este lugar, ¿Cuando me vas a llevar contigo? Estoy deseando de salir de aquí, además creo que tengo posibilidades de ser el próximo Messi del fútbol - dijo, creciéndose.

-Sí, al menos ya eres igual de feo, cada día estás más cerca ehh... - se mofó David.

-Já, já! Uhh...si te oyese Laura decir eso - dijo con cierto rintintin.

-¿Por? ¿Qué pasa con ella? ¿Qué sabes?

-Dios mío, ¿qué te ha pasado en un momento? Esta mañana eras normal, y ahora no puedes parar de hablar de esa chica jajaja ¡¿Qué te ha hecho?! - preguntó Pablo con cierta burla en su voz.

-Nada, sólo te digo que no hagas planes para el día que me case con ella, porque serás el padrino, ¿vale?

-Tú estás loco! Si ni siquiera la conoces.

-Si ya me tiene así, y ni siquiera la conozco, imaginate cuando sí la conozca, osea ahora, ¿por qué no me la presentas?

-No si ella ya veo que te ha conquistado en dos minutos, el problema va a estar en que tú le gustes a ella, va a ser bastante más díficil.

-Já! Con lo encantandor que soy yo - dijo bromeando.

-Sí, sí, venga vamos que te la presento. -soltó el balón, y se encaminaron hacia el grupito de gente que la acompañaba - antes de conocerla debo advertirte de una cosa.

-A ver...

-Deberías no intentar coquetear con ella diciendola cosas como: "me encanta tu sonrisa" ó "¿cómo puedes estar siempre tan sonriente?" ó "me hace tan feliz verte sonreir" ó "tu forma de reirte es rara y enormemente contagiosa", lo odia, de verdad podrías acabar con su puño golpeandote la cara.

-Oh, chica dura, me gusta jajaja -bromeó-

-Lo digo en serio, y por tu bien. Y lo más importante, intenta evitar cualquier comentario despectivo sobre Messi, le encanta, fijate que te digo que le parece guapísimo asi que.

-¿Qué? ¿La pulga esa? Bueno, creo que podré soportarlo...

-Y por favor, te pido que no intentes jugar con ella, no ha tenido una vida fácil que se diga, asique a no ser que el puño que quieres que acabe en tu cara sea el mío...cuídala.

-Vaya, si que eres amigo suyo sí. ¿Y si es ella la que juega conmigo? - dijo, poniendo cara de pena y bromeando de nuevo.

-En ese caso la dejare que te patee el culo cuantas veces quiera jaja.

-Asi que, ahora crees que tengo posibilidades, ¿eh?

-Ahora creo que eres lo que ella necesita, punto.


Continuará...



© LauraPuente ' 2010