ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

jueves, 11 de noviembre de 2010

Mi lamento.

Llevo un rato frente a la pantalla, con el nuevo disco de Dani Martín fluyendo en mis oídos, y sin saber que decir. Me gustaría desahogar todo lo que me está matando últimamente, pero no es algo fácil de hacer, y yo para hablar de mi vida suelo ser bastante pésima.

No estoy pasando por un momento feliz de mi vida, la verdad, estoy en una de las peores etapas. Me he hundido mil veces, pero siempre he visto una luz, algo por lo que merece la pena luchar. Ahora esto está completamente oscuro, creo que he tocado fondo y que poco a poco me voy acomodando en este lugar, ya no lucho, no sirve, siempre hay algo que me trae de vuelta a este tétrico lugar. Lo peor es ver como nadie se da cuenta, como soy capaz de crear una máscara de felicidad perfecta, que me deje sola por completo en mi oscuridad. Pero esto incrementa el dolor, ver que ni siquiera la gente a la que piensas que le importas un poquito se dan cuenta de que estás a un paso de decirles adiós, duele, y la verdad, siempre me he considerado una chica bastante independiente, no necesito a alguien las 24 horas pendiente de si estoy bien o de si no estoy tan bien, más bien eso me agobia hasta convertirme en una maldita borde. Sí, soy borde, la gente me cansa rápido, no soy muy sociable aunque parezca lo contrario. La verdad, es que la sociedad no me divierte. Siempre he creido que tendría que haber nacido en otra época, siglos y siglos atrás, en otra época y en otra situación geográfica. España, Madrid, quizás Europa, no son mi lugar. Últimamente, retumba más fuerte que nunca la idea de irme fuera, a Inglaterra, tal vez América. La verdad, este sería el año perfecto. Soy una puta fracasada. Los días van pasando y son todos una copia del anterior. No tengo nada que hacer con mi vida. ¿Año sábatico? Já! Año de mierda, de odio a mi misma, de frustración...de miedo, de ver las cosas claras. Quiero irme de Velilla. Lo tengo claro. Y en este punto, si alguna alma perdida lee esto se preguntará: ¿y por qué no se va? Pues, simple y claro, ¡MIEDO! ¿Familia? Nunca he sentido que perteneciese a una en realidad, lo sé, soy egoísta, tengo una familia completa, bueno ya no tan completa... y no la disfruto, no sé disfrutarla, no soy capaz. Antes he estado escuchando una canción que me ha hecho pensar sobre esto, nunca le he dicho a mi madre que la quiero, nunca le he dado un abrazo a mi hermana porque me saliese del corazón, nunca he llamado a mi padre por el simple hecho de que me apeteciese oír su voz. ¿Y cuando se vayan? ¿Cuando ya no estén a mi lado? Lo siento, si no los supe amar. ¿Amigos? Hasta hace un tiempo pensaba que tenía unos "amigos" de verdad por los que valía la pena luchar. Ahora no sé que pensar. Está claro que esto iba a pasar, ellos están haciendo sus vidas, yo no. Y, en el fondo, sé que soy yo la culpable, que me estoy alejando de todo el mundo porque no quiero que me hablen de los bien que les va, y de lo maravillosas que son sus vidas nuevas. ¿Y Laura? Dentro de poco será un simple recuerda en la memoria de todos ellos. Nada importante. Nada que merezca la pena conservar.

Sólo quiero irme de aquí, ¿alguien me ofrece un trabajo, un piso y una vida nueva?

Quien sabe, quizás un día de estos venza este miedo y me vaya de verdad, y alcance la felicidad. Esa felicidad con la que no me llevo bien desde hace 15 años.

La línea - Dani Martín

2 comentarios:

Observada. dijo...

Vaya,esta entrada te ha quedado genial, creo que es la segunda vez que te digo que escribes bastante bien, por que lo haces. Y ánimo, si lo que quieres es marcharte hazlo. Es tú vida. Y enhorabuena, escribes genial.

Lidia dijo...

Me has dejado sin palabras. Yo también he pasado por una época así. En la que solo encontraba un pequeño alivio a mi dolor escuchando música. Gritaba a mi familia y amigos, y yo solo me iba a mundo, donde como tú dices, no tenía que hacer antes los demás una máscara de felicidad y fingir que estoy bien. Ahora, tras un año, he superado eso.. hay recuerdos que cuando vienen a mi cabeza aún me siguen haciendo daño. Errores cometidos, cosas que debería de haber dicho, cosas que se escaparon de mis manos..A pesar de haberlo superado tengo el mismo sentimiento de ansiedad. No puedo quedarme aquí, necesito irme de Murcia, a donde sea, pero muchas veces esta ciudad me asfixia y siento que tengo que irme, que este no es mi lugar. Desde aquí te digo que sin conocerte se que eres más fuerte de lo que crees y que las cosas con tiempo se superan. Llevo casi 16 años debatiendo mi bipolaridad de un día estar feliz y otro día hecha una mierda asique.. espero que todo te valla mejor.