ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

lunes, 8 de noviembre de 2010

Mi chica.

- No podemos seguir así, esto es demasiado precipitado. Tú estás pidiendo de mí algo que no sé si voy a ser capaz de dártelo, porque, reconocelo, a fin de cuentas, no nos conocemos.

- ¿Eso es lo qué piensas?

- Sí, básicamente es eso.

El silencio que surge entre los dos se vuelve atronador, ella se desespera:

- ¿En qué estás pensando tú?

- Pensaba en...ti. Intentaba imaginar como será mi vida a partir de ahora. Como volver a acostumbrarme a una vida sin la chica que se come la masa de mis tortitas a cucharadas, sin la chica que va desordenando todo a su paso, esa chica que tiene mil sonrisas, pero cada una más bonita que la anterior, la que siempre, siempre llega tarde porque no le gusta tener que esperar, sin esa chica con la que voy a tomar algo y me roba el limón de mi bebida para comérselo. Esa chica con la que pongo mi vida en peligro cada vez que me subo a su coche por no ir a menos de 150. La chica que llora y ríe por cualquier cosa, pero que se enfada por mil cosas más. La chica de los pequeños detalles, de dejarme notitas pegadas a la frente antes de irse de mi cama, la que me dibuja corazones en mi coche cuando me descuido. La chica que siempre estará colgada a una cámara, un boli, un papel y unos cascos. Esa chica que me rompe los cigarros, porque le asquea el tabaco. La que siempre tiene que tener la razón, la cabezota y orgullosa, y borde. La chica que nunca pedirá perdón, ni dirá te quiero, si no lo siente su corazón de verdad, y aún así, se muere de vergüenza al hacerlo. En realidad, se muere de vergüenza con cualquier cosa, es la chica capaz de sonrojarse con una simple mirada. La que no le gusta hablar mirando a los ojos. La histérica, la bipolar. La que te puede matar con una mirada, la que me hace reír con sus miradas de asco. La que empieza a leer los libros por la última página. La chica a la que nada se le olvida, la que perdona y no olvida. La chica de la lluvia, a la que no le importa pillar una pulmonía mientras haya sido por estar bajo la lluvia horas y horas. La chica de octubre, de otoño, de invierno. La chica que odia la navidad, pero adora la nieve. La chica que odia su cumpleaños, pero adora a toda la gente que hace de ese día algo especial. La chica que me odia y a la vez me adora. La chica que amo, que quiero, que adoro. Mi chica. ¿Sabes de quién estoy hablando?

- Creo que sí...

- ¿Sigues pensando que esto es un error? ¿Sigues pensando que no te conozco en absoluto?

- Bésame.


© LauraPuente'2010


No hay comentarios: